Gastronomía

Gastronomía local

Lerma es una villa que tiene multitud de atracciones turísticas para visitar, aunque cerca podrás visitar otros lugares como Covarrubias y Santo Domingo de Silos que, junto a Lerma, forman el Triángulo de Arlanza. La riqueza de la comarca no es únicamente patrimonial y paisajística, también es  gastronómica. Para los amantes del vino y la gastronomía es parada obligada, ya que  se encuentra en el corazón de esta pequeña D.O.

La gastronomía en Lerma, siempre asociada a los vinos del Arlanza, podría considerarse como un motivo adicional para venir a este pequeño rincón de España, donde gozarás de una atención tan cálida y acogedora como si estuvieses en casa. Con ese toque casero de su cocina, tan anhelado por la mayoría, sus gentes conservan recetas que han pasado por varias generaciones para quedarse entre nosotros como un patrimonio histórico-cultural de nuestro país.

Detente unos segundos para adentrarte de lleno en la gastronomía de Lerma… 

Morcilla de Burgos: Se trata, sin lugar a dudas, de la mejor morcilla de toda España. Todo amante de este embutido encontrará un refugio fantástico para darse un banquete con la mejor versión del producto.  La morcilla burgalesa se ha convertido en una auténtica tradición de siglos para las familias de pueblos en esta provincia, quienes aún dedican esfuerzos a la cría de uno o más cerdos a la matanza para la producción de este alimento tan delicioso. Si quieres sacarle el máximo partido a sus sabores, te recomendamos que pruebes a maridarla con un Tinto Lerma. (Link a tinto Lerma, de la sección nuestros vinos donde se puede comprar)

Lechazo: El cordero lechal es una completa institución en la gastronomía de Lerma. La primavera es la mejor época del año para su consumo, ya que es cuando la ovejas comen los nuevos pastos, brindándole un mejor sabor a la carne de sus crías.

Existen un sinfín de formas de preparar el lechazo, sin embargo, la forma tradicional de Lerma es el horno de leña con una cazuela de barro. Suele acompañarse con un pan de hogaza o una ensalada, pero sin lugar a dudas, el mejor acompañante para este majar es el vino. Te recomendamos un Gran Lerma.